Archivo de la etiqueta: consejo

¿Por qué no debes usar tu smartphone antes de dormir?

Seguro que alguna que otra ocasión has oído que no debes utilizar tu móvil  justo antes de dormir (también podemos extenderlo a cualquier otro dispositivo electrónico, consola, tablets, eReaders y ordenadores…). Todos intuimos que es porque “nos pone nerviosos” y eso evita que conciliemos el sueño, pero la realidad es que podemos ir mucho más allá; vamos a explicartelo!

cuida

fuente: cuidalavista.com

El mayor problema de utilizar nuestro smartphone de noche, unos minutos antes de disponernos a ir a la cama, o incluso ya dentro de ella, viene derivado de LA LUZ QUE EMITE, y no tanto de la actividad concreta que estemos realizando (revisando nuestro muro de Facebook, mandando un correo electrónico…); ¿por qué sucede ésto?

 La explicación debemos buscarla en la alteración que la luz produce en nuestro cuerpo y que hace variar la cantidad de la hormona MELATONINA que produce. La melatonina se produce en la glándula pineal, que se encuentra situada en el cerebro; ésta producción está directamente influenciada por las horas del día y por lo tanto va ligada al ciclo circadiano (los ritmos circadianos constituyen el reloj biológico humano que regula las funciones fisiológicas del organismo para que sigan un ciclo regular que se repite cada 24 horas, y que coincide con los estados de sueño y vigilia). Nosotros, así como el resto de animales diurnos, tenemos “subidas” de melatonina en situaciones de ausencia de luz, aumentando la concentración de esta hormona en nuestro cuerpo, con lo que se induce el sueño; justo lo contrario se da en los animales nocturnos,  en quienes los mayores picos se dan en horas de más luz. En la retina de nuestros ojos hay unos receptores específicos formados por un fotopigmento llamado melanopsina, que se encarga de que se produzca ese aumento o disminución en la concentración de la melatonina en función de la cantidad de luz que reciben. Estos receptores no solo tienen en cuenta la cantidad de luz, sino que también están en mayor o menor medida influenciados en función de la longitud de onda de esa luz y en esos términos, es la luz azul y la luz violeta las que generan una mayor influencia, propiciando la segregación de la melanopsina, a la que podríamos la anti-melatonina, ya que inhibe su producción y por lo tanto dificultando la llegada del sueño. Sigue leyendo

Share