Samsung podría abandonar el negocio de los móviles

A día de hoy parece algo imposible… ¿Samsung? ¿Dejar de fabricar móviles? No tiene sentido que uno de los lideres mundiales se plantee abandonar este competitivo mercado. Sobretodo si repasamos la exitosa trayectoria de este gigante coreano:

Samsung fue fundada en 1938, pero en sus inicios estaba centrada en el comercio de frutas y verduras. En 1969 surgió la división más grande del grupo, Samsung electronics, dedicada a la fabricación de un gran número de dispositivos: televisiones, componentes de pc, frigoríficos, smartphones, tablets, etc. Hoy en día, Samsung es la empresa número 20 con mayores ganancias en el mundo (en 2013 tuvo unos beneficios de 30 mil millones de dolares) y sus mayores ganancias están en la venta de teléfonos móviles y chips de memoria.

Aparentemente, Samsung es uno de esos negocios sobre los que nadie se atreve a cuestionar sus éxitos presentes y futuros. Pero todo tiene un final. En concreto, el analista Ben Bajarin (de Techpinions) ha fijado este final en cinco años. Este señor ha afirmado en varios medios de comunicación que el gigante coreano Samsung dejará de fabricar móviles en cinco años.

El final de Samsung se acerca

El final de Samsung se acerca

Argumentos

Tendencia negativa

Es innegable que Samsung continua obteniendo unos enormes beneficios año tras año. Pero estos beneficios tienen una tendencia negativa. Cada año los financieros de la marca ven como estos se van recortando. El último gran éxito de la marca fue hace aproximadamente dos años, coincidiendo con el estreno del Samsung S4. Desde entonces, los beneficios y las ventas de la marca han tenido una tendencia bajista. De todos modos, un recorte en los beneficios no debería de ser motivo suficiente para que la marca decidiera retirarse de un mercado tan goloso como el de la telefonía móvil.

Dilema del innovador

Ben Bajarin justifica su hipotesis principalmente con el dilema del innovador. Este dilema se basa en que una empresa debe de innovar continuamente para diferenciarse del resto de compañías que comercializan productos similares; de no ser así, triunfará la que consiga el argumento más convincente de cara al consumidor, como por ejemplo un bajo coste. Aplicado a Samsung, este dilema se traduciría de la siguiente manera: “cuando una compañía vende el mismo sistema operativo que su competencia, uno llega a ser tan bueno sólo como sus terminales más económicos”. Samsung ha sido históricamente una compañía innovadora pero ha descuidado esta faceta y sus competidores le están dando caza poco a poco. Las marcas chinas son las principales responsables de ello. Marcas como Xiaomi, Cubot, ZTE, o Huawai ofrecen dispositivos similares en cuanto diseño, prestaciones y sistema operativo (android), pero con unos costes muy inferiores. Por lo tanto, según Ben Bajarin, es sólo cuestión de tiempo que estas otras marcas ocupen el puesto de Samsung en el mercado mundial.

¿No podría evitar Samsung el fracaso?

Ben Bajarin cree que Samsung tienen pocas oportunidades para salvarse de la quema. En primer lugar, debería de innovar para dar un salto cualitativo respecto al posicionamiento de sus productos en el mercado. Es decir, debería de ser capaz de aportar algo que sus competidores no puedan aportar (por lo menos durante un tiempo, ya que al final siempre se acaban copiando todas las innovaciones). Una posible innovación podría ser el sistema operativo propietario en el que está trabajando Samsung: Tizen. Pero a estas alturas, tratar de competir con android o IOS es prácticamente una utopía. Otra opción que tendría Samsung para capear el temporal sería la reducción de los precios de venta de sus dispositivos. Pero esta bajada debería de ser muy grande para poder ponerse al nivel de sus competidores. Hoy por hoy, la estructura del grupo Samsung no podría mantenerse con esos precios.

De modo que aunque hoy por hoy parezca descabellado que en unos años Samsung pueda verse obligada a abandonar el mercado de la telefonía móvil, existen argumentos suficientes como para pensar que sí que es un posible futuro escenario. Recordemos que hace tan sólo unos meses fuimos testigos de un precedente similar: NOKIA, la gigantesca, pionera y líder durante muchos años del mercado de la telefonía fue borrada del mapa.

Desde La Movilería, apostamos por las marcas chinas y lowcost de calidad, como Xiaomi, Cubot, Htc, ZTE, Huawai, MyWigo, Elephone, UMI, THL, ZOPO, N01, etc. Las cuales han demostrado que es posible la fabricación de dispositivos de altas prestaciones y diseños espectaculares, con unos precios moderados.


Si quieres comprar o reparar un móvil chino o lowcost con total garantía, ven a La Movilería (tienda en Valencia).

Somos distribuidores en España de Cubot y MyWigo

Somos servicio técnico en España de Cubot, MyWigo, Xioami, y Elephone.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *